© DecorArte 2011
Prólogo

A principios del siglo XVII empieza a generarse en Europa un flujo migratorio hacia las colonias inglesas de Norteamérica. Con el paso del tiempo estas colonias acogerían la llegada de suecos, alemanes, franceses y finlandeses junto con la corriente de emigración prinicpal procedente de Inglaterra e Irlanda. Hasta 1775 las colonias de America del Norte experimentaron un fuerte crecimiento y desarrollo, lo cual se reflejó en la expansión de sus núcleos urbanos y en las ingentes cantidades de tierra cultivada. A partir de esa fecha y debido a la Guerra de la Independencia, las colonias lucharán por su identidad como nación diferenciada que obtendrán en 1783 con el Tratado de Versalles.

Nacimiento del arte
popular americano

La artesanía popular norteamericana se puede considerar como el resultado de un proceso de mezcla de influencias culturales de índole popular procedentes de diversos puntos geográficos de Europa. El proceso colonizador tuvo como característica la afluencia de ingleses, escoceses, holandeses, alemanes, suecos, finlandeses, noruegos y franceses. El modo de vida en las colonias favorecerá la asimilación de todas esta corrientes en una amalgama que conformará un arte popular nuevo aunque sus raíces sean europeas.

La fusión de todos estos elementos culturales se verá impulsada por artesanos ambulantes que recorrerán las zonas rurales ofreciendo sus servicios. Estos artesanos van a actuar como catalizadores, recogiendo motivos, colores y técnicas de comunidades aisladas difundiéndolas de unas a otras.

   
   
   
  Prólogo Productos y aplicaciones Reportajes Epílogo