decorarte

Estos son los colores más relajantes para dormitorios de adultos

Inicio » Estos son los colores más relajantes para dormitorios de adultos
Colores relajantes para dormitorios de adultos

Tu dormitorio debe ser un espacio tranquilo y sereno, el lugar perfecto para olvidarte de las preocupaciones del día a día y descansar. Y para conseguir este objetivo, los colores tienen una gran importancia. Por eso, elegir los colores más relajantes para dormitorios de adultos es el primer paso para crear una habitación de ensueño.

Existen tonos que son capaces de hacernos sentir paz y armonía, contribuyendo a generar un ambiente perfecto para descansar. Vamos a ver cuáles son los más indicados para convertir tu habitación en tu oasis personal.

Azul sereno

El azul, en sus diferentes variedades, siempre está presente en la paleta de colores para pintar dormitorios. Pero en esta ocasión nos vamos a decantar por el azul sereno, que está a medio camino entre un azul intenso y un azul claro.

Si lo utilizas en las paredes, conseguirás crear un ambiente que transmite calma y tranquilidad, además de sensación de frescura. Lo puedes combinar fácilmente con otros tonos como el blanco, el beige o el gris claro, que pueden estar presentes en los textiles (las alfombras, las cortinas, etc.).

Para los elementos decorativos, es mejor optar por materiales naturales como la madera o el mimbre.

Verde suave

Cuando se trata de feng shui y colores relajantes para dormitorios de adultos, el verde nunca puede faltar. Es un tono que evoca directamente la naturaleza y que contribuye a crear espacios de aire relajado y equilibrado.

En combinación con el blanco y el beige, se consiguen unos resultados espectaculares. Además, nuestra recomendación es que añadas un toque vegetal con plantas de interior a la habitación (sin abusar), y te sorprenderás de lo rápido que puede pasar un dormitorio de ser un espacio anodino a ser un lugar ideal para el descanso.

Otra opción que también da muy buenos resultados es utilizar textiles de tonos neutros que tengan estampados botánicos.

Gris en su gama cálida

Para la decoración de la pared del dormitorio el gris en su gama más cálida siempre es un acierto, porque pega con absolutamente todos los estilos de decoración. Cuanto más suave sea el tono elegido, más fácil te resultará crear un ambiente de estilo sofisticado y relajado.

Además de con el blanco o el beige, este color también combina muy bien con el rosa empolvado, que consigue aportar calidez a la estancia. En cuanto a los tejidos, escoge aquellos que tienen un poco más de volumen, como la lana y el terciopelo.

Los detalles decorativos resaltarán todavía más si eliges algunos que tengan tonos metálicos en plateado o dorado.

Si has escogido un tono de gris bastante claro, lo puedes combinar con papel pintado para dormitorio en un tono gris algo más oscuro, o en colores más neutros como el beige. Pon el papel en la pared principal, donde va el cabecero, y el resto píntalo de un gris muy claro. Tendrás una habitación a la última en cuanto a tendencias y con un toque muy elegante.

Rosa pálido

El rosa pálido es otro de esos tonos que nunca pasa de moda cuando se trata de crear ambientes tranquilos y acogedores en el hogar, y consigue generar una atmósfera que mezcla como pocas la sofisticación y la elegancia.

Este tono se puede combinar fácilmente con el blanco y con el gris claro, aunque también constituyen un gran acierto los textiles en color crema elaborados en tejidos que transmitan sensación de suavidad y delicadeza.

Para los elementos decorativos, puedes atreverte a añadir un poco de brillo a través de tonos dorados o cobre.

Blanco puro

Es un acierto seguro cuando se trata de colores relajantes para dormitorios de adultos. Es totalmente atemporal, transmite sensación de limpieza, pureza y calma y, además, contribuye a que la estancia parezca más grande y luminosa.

Como seguro que ya sabes, el blanco pega con absolutamente todo. Si tu dormitorio es blanco, bastará con cambiar los textiles y los elementos decorativos para que quede totalmente renovado.

Si lo que quieres es potenciar al máximo esa sensación de tranquilidad que te invita a relajarte y dormir, lo mejor es que escojas tonos neutros como el blanco o el beige para los textiles. Si buscas algo menos monocromático, añade toques de color suave. Y si te apetece algo con estilo más dinámico, opta por colores vibrantes para elementos como los cojines.

Lavanda

Este es uno de los colores más suaves y delicados que podemos utilizar en el dormitorio. Asociado tradicionalmente con la tranquilidad y la espiritualidad, en el tono correcto contribuye a crear un ambiente relajante y envolvente.

Combínalo con tonos neutros y suaves como el beige para equilibrar la intensidad que tiene el lavanda, incluso en sus versiones más claras.

Si le añades unas cuantas velas perfumadas a la habitación (de aroma suave), potenciarás todavía más la sensación de calma, y el momento de irse a la cama se convertirá en un placer.

Con cualquiera de estos colores relajantes para dormitorios de adultos puedes convertir tu habitación en un lugar cómodo y sereno que contribuirá a un mejor descanso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *