decorarte

Cuidados del Kalanchoe para una planta vibrante en casa

Inicio » Cuidados del Kalanchoe para una planta vibrante en casa
Cuidados del Kalanchoe

Guía sobre los cuidados del Kalanchoe: consejos y recomendaciones

El kalanchoe es una de las plantas más fáciles de cuidar que podemos encontrar en el mercado. Pertenece a la familia de las suculentas, por lo que en cuestión de cuidados se asemejan mucho a los cactus.

¿Se parecen en aspecto? No, y es que el kalanchoe está compuesto por diferentes ramilletes dobles, cargados de color y unas hojas de varios tamaños, verdes y carnosas. Te contamos más sobre esta planta a lo largo de nuestro nuevo artículo. 

Qué es el kalanchoe

Fácil de distinguir dentro del mundo de las plantas de interiorel kalanchoe tiene su origen en la India y Madagascar. Conocido también como aranto o espinazo del diablo, su nombre viene del vocablo kalanka, que en su lengua original significa “manchas de óxido” y “chaya”.

De todas las plantas que se pueden encontrar en el mercado, es una de las más fáciles de mantener. Si eres principiante en esto de las plantas, seguro que te encantará disfrutar de un kalanchoe blossfeldiana en casa, una de las especies más comunes en España.

Características del kalanchoe

Como te hemos contado, la variedad más habitual que puedes encontrar en cualquier floristería o invernadero de España es el kalanchoe blossfeldiana. Se trata de una planta que destaca por sus colores, y es que la flor de kalanchoe se puede dar en tonos que van desde el amarillo hasta el rojo, pasando por el rosa o el naranja.

Sus hojas son de un color verde oscuro, de un tamaño variable que puede alcanzar hasta los 7 centímetros de largo y los 4 de ancho. En cuanto al tamaño general de esta planta, suele llegar hasta los 30 o 40 centímetros de altura, no superando nunca los 20 centímetros de ancho. 

Almacenan el agua en sus hojas y están acostumbradas a los climas secos y calurosos, donde este líquido no está muy presente. ¿Quieres saber más sobre esta interesante planta?

Tipos de kalanchoe

Aunque ya te hemos contado en líneas generales cómo es un kalanchoe, lo cierto es que no hay un solo tipo de esta planta. De hecho, son más de 120 las especies que podemos encontrar dentro de la familia de las crasuláceas, unas plantas herbáceas que almacenan agua en sus hojas suculentas. 

A continuación, te hablaremos de algunos de los más populares. ¿Con ganas de conocerlos todos?

Kalanchoe tomentosa

Se trata de una variedad bastante curiosa, y es que puede llegar a medir hasta un metro de altura. En cuanto a su aspecto, destacan de esta planta sus hojas cubiertas con pelos de un tono blanquecino, lo que hace que tengan un tacto aterciopelado. 

Kalanchoe daigremontiana

Seguro que alguna vez has visto alguno, y es que son bastante populares. Bien es cierto que pueden confundirse con el aloe vera, aunque las hojas de esta planta tienen sus bordes dentados y cuentan con manchas de un tono oscuro. Por otro lado, destaca que pueden florecer, aunque no suele ser lo más habitual.

Kalanchoe tessa

Pasamos a una variedad de kalanchoe cuyas hojas son colgantes, dentadas y con forma de campana. Lo más común es que no supere los 30 centímetros de altura. 

Kalanchoe arborescens

Como su nombre indica, es una especie que forma pequeños árboles, los cuales pueden alcanzar los 8 metros de altura. Originaria de Madagascar, tiene unas preciosas hojas verdes y gruesas y flores de color rosa y morado. 

Kalanchoe fedtschenkoi

Es uno de los tipos de kalanchoe más sencillos de cuidar, por su enorme resistencia. Con flores en forma de tubo y colgantes, puede llegar a alcanzar los 80 centímetros de altura. A pesar de su fácil mantenimiento, conviene estar pendiente de su riego y del sustrato, el cual debe estar siempre seco antes de regar de nuevo.

Kalanchoe pinnata

Conocida también como hoja del aire o siempreviva, a veces llega a medir hasta un metro de altura. Se reconoce de forma muy sencilla gracias a sus hojas, ya que tienen unos bordes dentados y en un verde oscuro. Si hablamos de sus flores, estas son de todos verdosos, amarillos y rojizos. 

Kalanchoe thyrsiflora

Se puede plantar directamente en el suelo, pero también en maceta. Al igual que otros tipos de kalanchoes, necesita de bastante luz para crecer saludablemente. Sus hojas son de forma redonda, de color verde en el centro y rosas en su parte más externa.

Kalanchoe blossfeldiana

Tal y como te hemos adelantado, es el tipo de kalanchoe más popular. Sus hojas pueden ser de varios colores y son una opción muy bonita para decorar y dar vida al hogar. Si tienes espacios en casa donde la luz natural sea constante, no dudes en hacerte con una de estas plantas.  

Cuánto dura un kalanchoe

El kalanchoe es una planta que, en buenas condiciones, puede estar en perfecto estado durante años. Es más, hay especies que llegan incluso a vivir 20 o más años, todo un lujo si tenemos en cuenta lo complicadas de cuidar que son algunas plantas. 

Sin embargo, su esperanza total de vida se puede ver mermada si no se respetan las horas de exposición a la luz solar, la temperatura de la estancia donde está la planta o su riego. 

Cómo cuidar un kalanchoe

Llegamos a la parte importante de este artículo, la relativa a los cuidados del kalanchoe. Es una planta muy fácil de cuidar, por lo que estamos seguros de que no te costará nada tener tu planta siempre preciosa y llena de color. 

Para que sepas cómo cuidarla, responderemos a las preguntas más frecuentes que suele hacerse toda persona que alguna vez ha comprado, o le han regalado, esta planta.

¿Dónde colocar la planta de kalanchoe?

Cualquier especie de kalanchoe necesita de grandes cantidades de luz para poder crecer sin ningún tipo de problema. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta luz no puede ser directa o sus hojas se quemarán por la incidencia de los rayos del sol. 

Por esta razón, lo más recomendable es tener esta planta en el interior de casa, en ventanas con una orientación donde no reciba luz en las horas de más intensidad del día

Por otro lado, al tratarse de una planta crasa, es vital también mantenerla en entornos cálidos, por encima de los 10º.

¿Cada cuánto regar un kalanchoe? 

A pesar de que pueden vivir en ambientes secos y cálidos, lo cierto es que los kalanchoes necesitan bastante humedad, pero sin llegar a encharcar el sustrato. Por esta razón, es aconsejable esperar a que la tierra esté prácticamente seca antes de regar de nuevo.

En verano, se recomienda regar el kalanchoe al menos una vez a la semana, siendo la mejor opción utilizar un plato, del que eliminar el sobrante de agua cuando se note la tierra ya húmeda.

¿Cómo son los cuidados del kalanchoe en invierno?

En verano hay que prestarle una especial atención a esta planta, tanto en lo que tiene que ver con su riego como con la luz que recibe pero, ¿qué pasa en los meses más fríos? 

Durante el invierno, basta con regar el kalanchoe una o dos veces por mes y con controlar la temperatura ambiental, que debe estar siempre entre los 15º y los 18º para evitar que la planta muera. 

Si quieres decorar tu hogar con elementos naturales, necesitas esta planta. Los cuidados del kalanchoe son muy sencillos, por lo que apenas pasarás trabajos para que esté siempre perfecto y lleno de flores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *