decorarte

Salón de estilo rústico: 9 consejos infalibles para decorarlo

Inicio » Salón de estilo rústico: 9 consejos infalibles para decorarlo
Imagen de un salón de estilo rústico

Con la llegada de la nueva temporada siempre pensamos en darle un nuevo toque también a nuestro hogar. Si te estás planteando realizar un cambio en casa, una buena forma de empezar es hacerlo decorando tu salón al estilo rústico.

Este estilo llama la atención por ser atemporal, fácil de combinar, así como por aportar un toque cálido y siempre acogedor. Por este motivo, se ha convertido en uno de esos clásicos que nunca fallan cuando lo que buscas es sorprender a través de la estancia principal de tu hogar.

En el caso de que te hayas decidido por este estilo, pero no sepas bien por dónde comenzar, te dejamos algunos consejos infalibles que te ayudarán a renovar tu salón sin apenas esfuerzo.

Elige materiales de carácter natural

El estilo rústico es uno de los favoritos de los amantes de lo clásico gracias a sus elementos naturales y sencillos. Por ello, a la hora de decorar la estancia, elige muebles de salón de estilo rústico elaborados con madera maciza, cruda y desgastada.

Por otro lado, también puedes añadir detalles de estilo colonial, como un baúl o una librería, para añadir ese toque elegante y vintage y moderno al mismo tiempo que nunca falla. Tu espacio estará lleno de paz, pero también de personalidad.

La combinación de madera y piedra nunca falla

Las combinaciones siempre deben estar presentes en una buena combinación. En este caso, la clave reside en mezclar materiales como la madera y la piedra, algo con lo que conseguirás triunfar.

Para ello, puedes aprovechar detalles de piedra en las paredes o a través de una chimenea mientras los combinas con la madera natural de los muebles. Como resultado, tu estancia será acogedora y estará llena de vida e historia.

El sofá, gran protagonista de tu salón de estilo rústico

El sofá es siempre el gran protagonista del salón. En este caso, debes poner todos tus esfuerzos en que represente a la perfección el estilo clásico. Este es el lugar donde pasarás más tiempo y donde también te relajarás, de ahí la importancia de elegirlo bien.

En cuanto al diseño, puedes optar por uno más clásico o por otro más moderno, dependiendo del resultado que desees obtener. Después, lo puedes decorar con cojines con texturas naturales y mantas para añadir un extra de calidez.

La combinación de texturas marca la diferencia

Si buscas un salón de estilo rústico moderno, la combinación de texturas tampoco puede faltar. Para ello, puedes combinar detalles de madera con otros de mármol en los muebles, pero también debes pensar en los detalles.

Apuesta por texturas y tejidos naturales, como el ratán, el mimbre, el algodón o el lino y elígelos en colores claros para que den más luz a la estancia. Este truco es infalible, sobre todo, si tus muebles son oscuros o de carácter uniforme.

Añade una alfombra para conseguir un resultado acogedor

Otro de los accesorios que no pueden faltar en este tipo de decoración es la alfombra. Un detalle infalible consiste en elegirla gruesa y de pelo, haciendo que el área de descanso sea aún más relajante. 

En el verano, la puedes sustituir por otra de fibras naturales, elaborada con yute o materiales como el sisal, para conseguir que el efecto continúe.

Piensa en tonos naturales y atemporales

En cuanto a los colores, ten en cuenta que el blanco te puede servir como una buena base para empezar tu decoración. Como decimos, la sala de estar debe tener un aspecto acogedor y cálido, algo que lograrás también con tonos como el marrón.

Para el resto del espacio, elige una paleta de colores donde predominen los tonos terrosos y sencillos, equilibrando el blanco con otros colores neutros y naturales. Como truco, añade la mayor parte del color a través de los textiles.

Juega con los textiles para dar profundidad

En un salón de estilo rústico deben predominar los textiles orgánicos y naturales, como la arpillera, la lona, la lana y el lino, entre otros. También cobra un gran protagonismo el mimbre tejido, así como el lino blanqueado, la madera desgastada y otros materiales recuperados.

Añadir textiles con un toque campestre siempre es un acierto, algo que puedes hacer, por ejemplo, a través de los cojines. Para ello, elige un cojín con estampado floral y colócalo sobre un sillón de madera para crear un contraste único.

Tampoco puedes olvidarte de las cortinas. Este estilo rústico busca evocar un acabado tradicional, por lo que es una buena idea apostar por cortinas de materiales naturales y orgánicos. El lino lavado se puede convertir en un gran aliado. Además, si las eliges en tonos como el blanco roto, el blanco, los neutros o el marrón, tu decoración será un éxito.

Elige accesorios artesanales y clásicos

Si hablamos de los accesorios, no podrán faltar objetos clásicos, antigüedades y otros artesanales realizados a mano. Es el caso, por ejemplo, de los cuencos de madera, así como otros materiales como la cerámica de gres. Los jarrones de cristal, las cestas tejidas y los candelabros de latón también darán un toque de lo más especial.

Para conseguir un toque único, puedes apostar por detalles naturales, como las conchas marinas, o elementos de vegetación. Por su parte, también debes pensar en los cuadros y las fotografías. Aquellos elaborados con madera natural se pueden convertir en los reyes de la estancia.

Elementos arquitectónicos y chimenea

En el caso de que tu casa cuente con vigas originales, paredes de piedra o de ladrillo visto no las cubras bajo ninguna circunstancia, ya que conseguirán que el estilo rústico sea único y original. Partirás de una buena base para elegir el resto de la decoración.

Otro accesorio que se puede convertir en el protagonista de tu salón o cocina de estilo rústico es la chimenea, que siempre logra un ambiente de lo más acogedor. Si tienes una en casa, no dudes en darle todo el protagonismo. Y, si no la tienes, siempre puedes apostar por una más moderna para añadir un extra de encanto.

Como ves, apostar por un salón de estilo rústico no tiene por qué ser complicado. Piensa en elementos naturales, colores neutros y detalles textiles bien elegidos para hacer de tu estancia la más importante y acogedora de tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *